Buscador


La oposición de Nicaragua debate un paro nacional indefinido para acabar con el régimen de Ortega

16-12-2019

La conveniencia de un paro nacional indefinido como método de presión a la dictadura de Daniel Ortega divide a los opositores nicaragüenses desde hace más de un año. Las posiciones van desde aquellos que creen que un paro nacional podría ser una estocada mortal para el régimen de Ortega hasta los más conservadores que consideran causaría más daño a quienes lo promueven que al gobierno. “Sería como dispararse un tiro a la rodilla para causarle dolor al enemigo”, ejemplificó el diario La Prensa en uno de sus editoriales.

Desde abril de 2018, cuando estallaron las protestas contra el régimen de Daniel Ortega, se han realizado cuatro paros nacionales de corta duración en Nicaragua. El primero fue uno de 24 horas ejecutado el 14 de junio de 2018 que paralizó el 90 por ciento de la actividad empresarial. El último se realizó el 23 de mayo pasado con menos éxito debido al acoso y las amenazas que impuso el régimen desde la víspera.

Para José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), un paro nacional no debe ser visto como “la bala de plata” que por sí sola mataría a la bestia, sino como “un concurso de diferentes acciones que se pueden tomar dada la coyuntura, las circunstancias y teniendo en cuenta los objetivos que se pretenden alcanzar”.

Reconoce que hay un sector de la población que presiona a los empresarios porque ven en el paro nacional una respuesta a la crisis que vive Nicaragua. “Si, hay presión. Obviamente hay presión de sectores jóvenes, que quisieran ver respuestas más rápidas a la situación que estamos enfrentando, hay demanda de gente que no está en el país. El paro es una realidad (opción), que está ahí, se ha usado cuatro veces y hay que evaluar los escenarios”.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.