Buscador


Responsabilidad Social Empresarial

Las 10 directrices del Banco Mundial para financiar proyectos sostenibles

  • Se pretende que los proyectos, aprobados por el directorio ejecutivo de la entidad financiera, beneficien a los grupos vulnerables
  • También contempla eliminar los obstáculos con los que son excluidos del proceso de desarrollo mujeres, niños, jóvenes discapacitados y minorías

06-09-2016

El Banco Mundial ha dado luz verde a un nuevo Marco Ambiental y Social (MAS) que fija 10 directrices para garantizar la viabilidad y sostenibilidad de los proyectos de inversión que financia. La entidad financiera impulsa una acción colectiva para mitigar el impacto del cambio climático En la realización de este ambicioso programa participan gobiernos, expertos ambientales y miembros de la sociedad civil de 63 países. ‘Setting Environmental and Social Standards for Investment Project Financing’ (Establecimiento de normas ambientales y sociales para la financiación de proyectos de inversión), trata de garantizar que los proyectos aprobados beneficien a los grupos vulnerables y desfavorecidos.

El nuevo Marco Ambiental y Social encuadra las protecciones ambientales y sociales del Banco Mundial con los de otras instituciones de desarrollo. Su objetivo es mejorar la transparencia, la no discriminación, la inclusión social, la participación pública y la rendición de cuentas, además de ampliar las funciones de los mecanismos de resolución de quejas. El Banco Mundial se ha comprometido a apoyar a sus países clientes para gestionar sus economías, ‘descarbonizar’ e invertir en la capacidad de recuperación.

Gestionar riesgos sociales y ambientales

Las 10 directrices ambientales y sociales ayudan a los solicitantes de proyectos a gestionar los riesgos sociales y ambientales relacionados para mitigar la pobreza. Para la entidad financiera, según recoge en el informe, inclusión significa empoderar a todas las personas a participar y beneficiarse de los procesos de desarrollo. La inclusión abarca las políticas que promueven la igualdad y la no discriminación para mejorar el acceso de todas las personas, incluyendo a los pobres y desfavorecidos, a los servicios y beneficios que proporciona la educación, la salud, la protección social, el empleo, etcétera. También contempla eliminar los obstáculos con los que a menudo son excluidos del proceso de desarrollo las mujeres, los niños, las personas con discapacidad, los jóvenes y las minorías.

El Marco Ambiental y Social estará operativo a comienzos de 2018. Previamente los expertos del Banco Mundial lanzarán un periodo formativo y de preparación de entre 12 y 18 meses para la transición al nuevo marco.

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.