Buscador


Latinoamérica

Las mujeres colombianas en el exilio, las grandes olvidadas en el proceso de paz en Colombia

20-04-2016

La Asociación de Mujeres de Guatemala AMG y la Fundación Internacional Baltasar Garzón FIBGAR presentaron el pasado 18 de abril, el informe “Derechos de participación de las mujeres refugiadas y exiliadas en el proceso de justicia transicional en Colombia”, en el que se analizan las “graves violaciones” de derechos humanos de este colectivo en el marco del conflicto armado. “El error ha sido dejar las voces de las mujeres refugiadas y exiliadas fuera. No se ha permitido su derecho a ser escuchadas”, denunció la coordinadora del informe, Mercedes Hernández.

En el acto, la representante en Colombia de ONU Mujeres, Belén Sanz, recordó que existen ocho millones de personas cuyos derechos han sido violados en el conflicto, y pidió “rescatar” la participación de las víctimas en las negociaciones de paz que se desarrollan en La Habana desde finales de 2012. Aunque destacó la “necesidad de mirar con un enfoque de género” este conflicto, reconoció que se han incrementado los puntos de vista de las mujeres en el proceso de negociación. “Las voces, experiencias y propuestas de las mujeres no han sido suficientemente tomadas en cuenta, pero sí que hay ventanas de oportunidad sumamente relevantes”, aseguró Sanz.

 El objetivo fundamental del trabajo presentado ayer es profundizar en la necesaria aplicación de dos enfoques en el proceso de justicia transicional: el enfoque de género y el de grupo social específico, haciendo hincapié en los derechos de las víctimas a ser escuchadas y a participar en el proceso de justicia transicional en su país de origen, destacando que la ausencia de cualquiera de estos dos enfoques incurriría en la vulneración del derecho de las mujeres refugiadas y exiliadas a no ser discriminadas. También incluye un Anexo relativo a la relación entre la participación de las mujeres refugiadas en los procesos de justicia transicional y la continuidad o cesación del estatuto de protección internacional.

 El documento destaca el importante papel de las mujeres en la prevención y solución de conflictos, en la planificación posterior y la consolidación de la paz en todas sus fases y el derecho a la no discriminación que asiste a las víctimas, así como el deber de no discriminar que obliga al Estado colombiano a adoptar un enfoque de género que, entre otros aspectos, ayude a remover los obstáculos para la participación de las mujeres en el proceso de justicia transicional en Colombia.

Más información 

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.