Buscador


Abortar en Chile supone para las mujeres entrar en la clandestinidad

23-06-2015

Desde 1974, cuando se cambió la ley durante la dictadura de Augusto Pinochet, Chile ha sido uno de los siete países en el mundo que no permiten el aborto bajo ninguna circunstancia. Con el regreso de la democracia en 1990, hubo varios intentos de despenalizar el aborto, pero ninguna, incluida una promesa de la presidenta Michelle Bachelet de legalizarlo en caso de violación o de peligro mortal para la mujer, tuvo éxito. Una información de Global Voices.

Cuando la Constitución chilena se cambió en 1974, el senador Jaime Guzmán Errázuriz dio un discurso sobre el aborto que incluía lo siguiente: “La madre debe tener el hijo aunque salga anormal, no lo haya deseado, sea producto de una violación o aunque de tenerlo, derive su muerte”. Aunque la propia Constitución era vaga y solamente “protege la vida del nonato”, el discurso de Guzmán sigue siendo el mejor resumen de la política hoy en día.

Para el discurso de Bachelet del 21 de mayo de este año, la promesa había desaparecido, pero el debate no. Cada tanto, la prensa chilena publica una serie de artículos sobre niñas muy chicas que quedaron embarazadas, por lo general como resultado de violación, a veces por un familiar y a las que no se permite abortar. Este año, fue una niña de 11 años cuya trágica historia la convirtió en un símbolo de la causa.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.