Buscador


Latinoamérica

Los mandatarios de América Latina tienen baja formación académica

13-12-2013

Eso de estudiar para ‘llegar lejos’ no parece ser una norma que se cumpla entre los expresidentes y presidentes de América Latina. Luego de revisar la trayectoria de los mandatarios de la región, Carlos Maldonado, profesor de la Facultad de Ciencia Política y Gobierno de la Universidad del Rosario, encontró que sólo tres mandatarios han tenido o tienen formación doctoral y tres maestría.

En el análisis “Educación de Presidentes. Un estudio crítico”, el académico concluyó que la inmensa mayoría de los presidentes en América Latina cuentan sólo con título de pregrado y, ocasionalmente, algún estudio superior.

En su opinión, esto es bastante poco para alguien de las dignidades, cargos y compromisos de la presidencia de un país.

En el minúsculo grupo de los que lograron un título doctoral figuran los expresidentes mexicanos Ernesto Zedillo (1994-2000) y Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), ambos con estudios en economía, y el ecuatoriano Rafael Correa, que logró un Ph.D en Economía política y Gobierno.

Entre los que lograron concluir una maestría figuran Juan Manuel Santos con dos títulos, el expresidente mexicano Miguel de la Madrid (1982-1988) y la chilenaMichelle Bachelet (2006-2010). Esta última cuenta con una especialización médica, que es reconocida como una maestría en todo el mundo.

“Cabe destacar dos excepciones notables de presidentes que no tuvieron estudios universitarios y que se han destacado desde muy jóvenes”, señaló el investigador, “el brasileño Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) y el uruguayo José Mujica (2010- actualidad), ambos con una reconocida inteligencia, carisma y prestigio internacional”.

Los escándalos de corrupción y mala gestión del expresidente Carlos Salinas de Gortari, quien obtuvo un doctorado, frente al éxito alcanzado por Lula da Silva y José Mujica, sin educación formal, hacen pensar hasta qué punto se correlacionan mayores niveles educativos con las capacidades para gobernar sociedades como las nuestras.

La investigación sirvió a Maldonado para recordar el bajo gasto en formación superior que hace la región. Los dos países que se destacan recientemente en la región por su apuesta por la educación superior son Brasil y Ecuador. El primero, invierte alrededor del 3% del PIB en programas de investigación y desarrollo. Anualmente ofrece 100 mil becas doctorales a estudiantes latinoamericanos.

Por su parte, Ecuador lanzó recientemente el proyecto Prometeo, que busca que todos los funcionarios notables de las universidades de ese país tengan formación doctoral. Los planes de Ecuador es que en 2017 este país contará con cerca de 17.000 nuevos doctores.

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.