Buscador


Los iconos de la ‘comida basura’ patrocinan las Olimpiadas, en contra del criterio médico

11-07-2012

 Los más cualificados expertos en comida sana han perdido su primera batalla para concienciar a los ciudadanos que deben relegar de sus hábitos alimenticios la ‘comida basura’. Los organizadores de los Juegos Olímpicos 2012 han cedido a la presión de los patrocinadores y despreciado el llamamiento de los médicos británicos que aconsejaron, basándose en estudios científicos, que no se diera cancha a las marcas dañinas. El gran escaparate que pudo ser Londres para fomentar una vida saludable incentivará aún más el consumo dañino. Un mal ejemplo para niños y adolescentes.

El presidente del Comité Olímpico Internacional, Jacques Rogge, declaró hace poco al Financial Times que empresas como McDonald’s y Coca Cola, que han conseguido prorrogar hasta 2020 sus contratos de patrocinio, están realizando esfuerzos para conseguir productos sanos, “como la Zero y los menús verdes”. Los 11 patrocinadores aportaron cerca de 800 millones de euros en los últimos cuatro años.

A quince días del inicio de las olimpiadas, Londres se ha convertido en la capital mundial de la comida basura. El gigante McDonald’s, uno de los patrocinadores del evento deportivo más prestigioso a nivel mundial, está a punto de inaugurar el restaurante más grande del mundo. La cadena de comida rápida abrirá un local en el centro de la ciudad, con una capacidad para 1.500 comensales. La multinacional espera tres millones de visitas en sólo seis semanas. Pese a su poder no ha conseguido que la organización de los Juegos impida la venta de patatas fritas en cualquier otro lugar que no sea un restaurante de su cadena, en las “zonas olímpicas” de Londres.

La pasada primavera la Real Academia de los Colegios Médicos, que representa a 200.000 facultativos de Inglaterra, aconsejó que se prohibiera que firmas como McDonald’s y Coca-Cola patrocinaran grandes acontecimientos deportivos, incluso los Juegos Olímpicos, y que personajes famosos publicitaran comida insana para niños. La Academia consideraba necesario, para luchar contra la obesidad, imponer “contundentes y duras” medidas para acabar con la publicidad irresponsable de las grandes compañías de alimentación. La respuesta de McDonald’s es que espera vender más de 50.000 hamburguesas Big Mac y 180.000 raciones de patatas fritas. Recientes informes apuntan que, en 2030, un 48% de hombres y un 43% de mujeres ingleses padecerán obesidad por mala alimentación, lo que lleva aparejado enfermedades de corazón, cáncer y un gasto difícil de asumir por la sanidad pública.

Desde La Celosía recomendamos la lectura relacionada de:

Slow Food, el movimiento contra la ‘comida basura’, crece en España

 

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.