Buscador


Latinoamérica

Medardo Oleas, expresidente del Tribunal Supremo Electoral de Ecuador, tacha de corrupto el sistema electoral

09-07-2014

Medardo Oleas, expresidente del Tribunal Supremo Electoral, hace una lectura de la decisión del CNE de eliminar del registro electoral a tres partidos y un movimiento. Enfila sus críticas al Código de la Democracia. Según su criterio esa norma es el origen de los inconvenientes actuales.

¿Cómo juzga usted la actuación del CNE al eliminar del registro electoral a tres partidos y un movimiento?

Hay que analizar el tema en un contexto más amplio. No solo se trata de la eliminación de los partidos y el movimiento. El problema es de fondo. Ahora que se discuten las reformas constitucionales que, según el Gobierno son necesarias, todo el mundo se olvida  de que el mal de todo esto es la Constitución que permitió  la integración de todos estos organismos a través del CNE y no del Consejo de Participación Ciudadana que es un ente que no representa a nadie. Estaría  bien si fuera la ciudadanía la que directamente nombra a los vocales que van a integrar el Consejo Nacional Electoral. Es una forma de camuflar la intervención directa del gobierno sobre la conformación del ente, lo que rompe con los principios de independencia. Ese es el primer mal. El segundo es que se estructura una ley que es absurda desde el punto de vista del concepto democrático de los partidos políticos.

¿Cuál es el concepto de los partidos políticos al que usted se refiere?

El partido político político tiene dos fines: se encarga de la formación política de los líderes, la preparación de los candidatos y la formulación de los planes de Gobierno. El otro fin es hacer el análisis de lo que hace el Gobierno y dar alternativas cuando las cosas no funcionan. Pero debemos entender que los partidos políticos funcionan antes de que se convoque a un proceso electoral. Solo en Ecuador se aprueban partidos que funcionan el día de la convocatoria. Eso trae una serie de distorsiones: por ejemplo, que los candidatos no sean preparados. O que a falta de preparación se busque candidatos entre los futbolistas, entre gente de radio o televisión. Los ciudadanos debemos exigir que quien haga política lo haga de manera profesional. Que sea cuando la persona está afiliada a un partido porque está de acuerdo con sus ejes y planteamientos. Pero en la le ley vigente ponen que el mismo derecho tienen los movimientosque los partidos políticos. Y lo que es más grave, movimientos y partidos políticos se conforman con adherentes ocasionales y adherentes permanentes. Adherente ocasional es el que sale a la calle y le regala una fima. Eso provocó el mayor fraude político: la constitución de los últimos partidos políticos. Todo el mundo guardó silencio.

¿Por qué son un fraude político?

Los millones de firmas que fueron presentadas y que fueron falsificadas y todo el mundo guardó silencio. Ese es el origen de todos estos problemas.

Pero, el movimiento que mayor problema registró con aquello de las firmas falsas fue, precisamente, Alianza País y no tiene problemas con el registro

Exacto. Pero si se quiere analizar el tema del 4% se debe comenzar por ahí. ¿Cómo así la mayoría de partidos no tienen los 160.000 votos de los supuestos afiliados o adherentes que promovieron su creación?. Y lo que es más grave: ¿dónde están estos 160.000 afiliados cuando las agrupaciones tuvieron que realizar las elecciones primarias para elegir los candidatos?

Sin embargo, no hay elecciones primarias en todos los partidos, y esa ha sido una práctica generalizada …

Porque la democracia interna es un fraude. Estamos rompiendo con todos los principios y esquemas de ese mal llamado Código de la Democracia. Entonces, cuando vemos que el CNE es firme para borrar los registros a partidos y movimientos que no obtuvieron el 4% en la votación, pero permite esta serie de fraudes, estamos hablando de una democracia fraudulenta. Por eso hay que analizar el tema en un contexto global y no de cuatro partidos que dejaron de serlo. No creo que ni el PRE ni el Prian sean partidos políticos. El MPD sí, pero uno minoritario y Ruptura de los 25 es movimiento. La democracia sin partidos políticos no existe.

Pero el oficialismo también es movimiento. En la última convención de AP, en Esmeraldas, ese tema pasó de largo…

Lamentablemente el movimiento de Gobierno, que ya debiera ser partido político se convirtió en una agencia de empleos. Todos los que están apoyando son funcionarios de Gobierno.

¿Por qué cree usted que AP le dio un perfil tan bajo a ese debate?

Porque eso les obliga a tener una estructura que nazca de los afiliados. Si van a elecciones directas hay problemas. Fue lo que pasó en Guayas, provincia en la que muchos se salieron porque varios de los candidatos se eligieron a dedo. Porque no quieren respetar la democracia interna que es una consecuencia lógica de formar parte de un partido política. El presidente de Alianza País es el presidente de la República y la secretaria Ejecutiva, Doris Soliz, puesta a dedo. Las directivas provinciales se designan de la misma forma. Eso no es ni movimiento, ni partido. Eso es una organización que participa en elecciones.

¿Usted hace la misma crítica a los tres partidos y al movimiento que fueron eliminados del registro electoral la semana pasada?

No hago la misma crítica pero tienen los mismo defectos del sistema porque la mayoría de partidos políticos no tienen una estructura sólida nacional. Solo funcionan en época de elecciones. ¿Dónde está la escuela de formación de líderes del PRE y del Prian? ¿O los centros de análisis para realizar propuestas? Y esos mismos defectos lo tienen todos los partidos porque se manejan con la lógica electoralista, es decir, funcionan solo en época de elecciones.

Usted menciona al Pre y al Prian. ¿Qué pasa con el MDP y Ruptura de los 25?

El MPD es un partido con larga trayectoria y como no se han renovado los cuadros  se ha quedado estancado. Ruptura es un movimiento que emergió con nuevas ideas y nuevos conceptos pero descubrió que solo con ideas no se puede hacer política en el país. Si no tiene recursos, lamentablemente en el país no se puede participar en política y eso lo descubrieron estos jóvenes que pensaron que solo con formarse ellos podían competir con las grandes empresas electorales. Ahí está el resultado.

Los representantes de Ruptura han enfatizado que este año cumplen 10 años y solo los últimos dos en el registro electoral. Su conclusión: que no han necesitado estar inscritos para hacer política

Ellos hacen política, pero no ganan elecciones. Lamentablemente nuestro sistema electoral es un sistema corrupto. Esta gente nueva con ideas nuevas no puede sobresalir en la palestra política.

Entonces, desde su óptica, ¿qué debiera ocurrir para corregir el sistema?

Cambiar todo el sistema para que no solo los que tengan dinero puedan ganar las elecciones. Y respetar las disposiciones legales existentes, por ejemplo, que impiden la utilización de bienes y recursos públicos. En las últimas elecciones todos losc andidatos oficialistas tuvieron mejores condiciones de propaganda y promoción. Tenemos que buscar una nueva forma de conformación y control de los partidos políticos y este es el momento.

¿Cuál es, concretamente, esa forma?

Primero, sincerar el panorama político. No se requiren 160.000 firmas para conformar un partido. Los partidos políticos deben funcionar en base del número de personas que de forma permanente realizan una actividad y producen  documentos para análisis de la ciudadanía. Que todos tengan escuelas de formación política porque entonces el partido pierde su razón de ser. Que todos tengan centros de investigación porque el partido hace de intermediación entre lo que quiere la sociedad y el poder político. Después hay que buscar un sistema claro para que los partidos tengan financiamiento en época no electoral. El fondo partidario ayuda muy poco. El Estado bien haría, por ejemplo, en proporcionar locales. Buscar que solo los afiliados formen parte del partido político y no estos adherentes. La afiliación implica compromiso. Nosotros debemos acabar con esos camaleones de la política. Hay que buscarle mayor seriedad, mayor profesionalización a la política. Y,que los debates sean realmente eso y no solo la publicidad electoral que solo da beneficios al que tiene recursos.

Pero, Alianza País se vanagloria de ser un movimiento con un millón de adherentes…

Eso es falso. Es el movimiento que más firmas falsificadas presentó. Si ellos tienen un millón de adherentes que lo demuestren en una elección interna y que permitan que ellos elijan a sus dignatarios como son director nacional, provincial o cantonal. Hasta ese derecho les quitan. Así no se maneja la democracia. Este es un concepto que debe vivirse puertas adentro.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.