Buscador


Latinoamérica

México cae en la dependencia alimentaria y el abandono del medio rural

21-04-2014

La dependencia alimentaria de Méxicoha aumentado de manera alarmantederivada del abandono al campo, la insuficiente producción nacional, y que el mercado lo concentran las grandes empresas, que han desplazado a las unidades familiares no rentables para la banca, informó la Unidad de Evaluación y Control (UEC) de la Cámara de Diputados.

En un reporte para analizar el informe de la Cuenta Pública 2012, la cual fue entregada en febrero por la Auditoría Superior de la Federación, la UEC explicó que de manera paralela se incrementó la pobreza en el medio rural, han caído las remesas de los mexicanos en el extranjero y que el campo aporta una escasa generación de empleos al producto interno bruto.

Los efectos que la UEC identificó sobre el estado en que se encuentra el campo mexicano, pese a que en 2012 el presupuesto para ese sector fue de 305 mil 975 millones, son los siguientes:

Desarticulación de la agricultura con la industria, mala calidad y bajo rendimiento de la tierra, por erosión y degradación de los suelos, baja productividad en algunos cultivos, bajos niveles de capitalización física y humana, caída drástica en la inversión pública, carencia de infraestructura y tecnología, y falta de créditos.

Asimismo, migración, incidencia del narcotráfico en los patrones de cultivo y posesión de las propiedades agropecuarias, así como la escalada de violencia e inseguridad, pobreza extrema, bajos niveles educativos, carencia de servicios públicos, mala nutrición, falta de oportunidades escolares y laborales para los jóvenes, y trato discriminatorio y violencia hacia las mujeres, no sólo en el ámbito familiar sino comunitario.

 

Altas compras en el exterior

También refirió que la importación de alimentos básicos está por encima de lo que recomienda la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), que es de 25 por ciento. En México, la compra de alimentos básicos del exterior es de 45 por ciento de lo que se consume.

En las importaciones de productos agropecuarios la UEC informó que éstas han crecido notablemente, casi cinco veces, al pasar de 2 mil 726.7 millones de dólares en 1993, en el sexenio de Carlos Salinas, a 13 mil 231.4 millones de dólares en 2012, el último año de Felipe Calderón.

Los casos del maíz y el frijol son preocupantes, ya que el valor de las importaciones creció 43 y 52 veces, respectivamente, en el mismo periodo, y el del arroz se elevó más de cinco veces; el de la soya, casi cuatro, y el del trigo, más de seis. La dependencia alimentaria en todos estos productos aumentó significativamente, detalló.

A esto se agrega que las divisas provenientes de las exportaciones han sido insuficientes para financiar las compras de productos agropecuariosque permitan complementar la insuficiente producción interna y garantizar el abasto del mercado nacional.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.