Buscador


 

Nueve ministros europeos, incluido De Guindos, reclaman la rápida aplicación del impuesto a la banca

12-02-2012

Nueve ministros de Economía de la Unión Europea, entre los que se encuentra  el español Luis de Guindos, han firmado una carta dirigida a la Presidencia de turno de la UE, que corresponde a Dinamarca, para que se acelere la aplicación del Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF), popularmente conocido como Tasa Tobin o Tasa Robin Hood. La misiva dirigida a la ministra danesa Margarita Vestager, cuyo contenido reproduce íntegramente La Celosía, se hace eco de la unánime petición realizada  por movimientos antiglobalización de que se aplique esta tasa a la banca. En España, el 15-M y las mesas de convergencia de ATACC hicieron bandera de esta propuesta que trata de hacer pagar a los bancos su responsabilidad en la crisis. Los expertos calculan que, con la implantación de un tipo estimado del 0,05% sobre las transacciones de las entidades españolas, podrían llegar a recaudarse más de 6.000 millones de euros. El presidente del Gobierno francés, Nicolás Sarkozy, cuyo país es el promotor de esta iniciativa,  consiguió el apoyo de Mariano Rajoy. El Partido Popular era opuesto a su aplicación que pone trabas a los paraísos fiscales.

La presión popular, mediante manifestaciones en la calle, ha servido para que los ministros de Economía de nueve países de la UE -España, Francia, Alemania, Italia, Grecia, Portugal, Bélgica, Austria y Finlandia- se muestren favorables  al Impuesto a las Transacciones Financieras (ITF). Las movilizaciones  en demanda de este impuesto se vieron refrendadas por el Parlamento Europeo, que en una sesión plenaria, celebrada en octubre pasado, la adoptó con 476 votos a favor, 105 en contra y 72 abstenciones. Se opone frontalmente el Reino Unido, que ya aplica un impuesto similar en su territorio, y que considera que puede perjudicar a su sector financiero. “Un impuesto sobre transacciones financieras es una locura”, manifestó el primer ministro británico, David Cameron, en el Foro Económico de Davos.

El comisario europeo de Mercado Interior, Michel Barnier, considera que será “un impuesto justo” y se muestra partidario de que lo apliquen los veintisiete países de la UE. “Creo que conseguiremos convencerles –en especial a países que como el Reino Unido rechazan la tasa- de que este impuesto es útil”, añade.  Luis de Guindos, ministro de Economía y Competitividad, que estampó en último lugar su firma junto a la de sus colegas europeos, tiene el mismo convencimiento. “Creemos firmemente en la necesidad de una tasa a las transacciones financieras a nivel europeo como un instrumento crucial para asegurar una contribución justa del sector financiero a los costes de la crisis”, afirman en la carta los nueve ministros firmantes.  Aunque matizan  que faltan algunos  aspectos técnicos por resolver, se espera un resultado satisfactorio para esta primavera.

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.