Buscador


Lobbies

Obama ofrece garantías al lobby judío más poderoso de Estados Unidos de que Irán no dispondrá de armas nucleares

04-03-2012

. Obama ha garantizado que Irán no dispondrá de armas nucleares durante su intervención, en Washington,  en la conferencia anual del Comité Americano-Israelí de Asuntos Públicos (AIPAC). El presidente de Estados Unidos intervino ayer para ‘calmar los ánimos’ del considerado como ‘lobby judío’ más influyente. Aunque confía en soluciones diplomáticas, Obama advirtió a Irán que no descarta “usar la fuerza”. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que hoy toma la palabra, asume el discurso conciliador de Obama, pero advierte que el presidente ha dejado claro que “todas las opciones están sobre la mesa”. La escalada de la tensión entre Israel e Irán abre un grave conflicto de consecuencias imprevisibles.

Antes de acceder a la presidencia de Estados Unidos, Obama ya intervino, en el verano de 2008, como senador de Illinois, ante el Comité de Asuntos Públicos Americano-Israelí. Entonces el hoy presidente se presentó como “un fiel amigo de Israel”, al que se refirió como “nuestro más sólido aliado y la única democracia en la región”. Obama ya prometió entonces “un claro y fuerte compromiso con su seguridad», ya que «no hay mayor amenaza para la estabilidad de la región que Irán. El régimen iraní respalda a los extremistas, busca armas nucleares y nos enfrentamos a una posible transferencia de esas armas a terroristas»

La presión del Comité Americano-Israelí de Asuntos Públicos (AIPAC) ha obenido sus primeros frutos: un grupo de 32 senadores norteamericanos aprobaron, a finales de febrero, una resolución que da luz verde al presidente Obama para usar la fuerza contra Irán en caso necesario. Desde su fundación el ‘lobby judío’ más poderoso de Estados Unidos intenta neutralizar a quienes considera perjudican al Estado israelí. Regularmente elabora un listado  de los políticos que considera no apoyan sus intereses (a los que califica de ‘anti-Israel’). En la lista figura el ex senador republicano Paul Findley, quien ha  declarado públicamente  que “en sus ataques violentos contra los palestinos, Israel utiliza el pretexto de erradicar el terrorismo, pero lo que busca es el avance de su expansión territorial”. Otro republicano Pete McCloskey, también es señalado como integrante del comité anti-Israel, por haber cuestionado a lo largo de su carrera la política seguida por Israel en Palestina.

En la lista de políticos considerados ‘no gratos’ por el Comité Americano-Israelí de Asuntos Públicos se encuentra también Cynthia McKinney,  que fue candidata a la presidencia de Estados Unidos por el Partido Verde. Cynthia McKinney subió, en julio de 2009, a un barco de socorro de bandera griega integrante de un convoy pacífico que se dirigía a Gaza. Fue retenida en una prisión israelí,  junto a otros activistas, tras negarse a firmar un formulario de deportación que consideraba autoinculpación. McKinney alegó en su defensa que formaba parte de una misión humanitaria que transportaba suministros médicos, cemento, olivos y juguetes a los niños palestinos. Fue acusada de violar el bloqueo israelí y de entrar en las aguas territoriales de este país.

Otros senadores, como Earl F. Hilliard, denuncian como la influencia desproporcionada de miembros del AIPAC en el Congreso  de Estados Unidos, que califican de abrumadora mayoría, subvierte la esencia del  sistema democrático americano. En su empeño por no encontrar opositores a su política pro israelí, desde AIPAC no han arremetido contra miembros del Center for American Progress, un prestigioso think thank de ideas liberales que, como informó La Celosia, financian personalidades del mundo financiero e industrial, en su mayoría de origen judío, pero que no comparten las ideas ‘extremas’ de Netanyahu.  Entre los patrocinadores del Center for American Progress se encuentran George Soros, a través de Abra Society Foundations, William H. Gates III, padre del fundador de Microsoft, vía la Bill & Melinda Gates Foundation, el magnate Kirk Kerkorian (Lincy Foundation), Gordon E. Moore (Gordon y Betty Moore Foundation), cofundador de Intel y autor de la Ley de Moore, o el cineasta Steven Spielberg (Wunderkinder Foundation).

En lo que fue considerada una campaña de descarado proselitismo, AIPAC invitó en 2011 a conocer in situ, a funcionarios del gobierno de Estados Unidos, la franja del conflicto que mantienen Israel y Palestina. Para financiar el viaje se utilizó como tapadera AIEF, una entidad ligada a la educación, domiciliada en las mismas oficinas de AIPAC. Las donaciones del ‘lobby judío’  a grupos de presión en Estados Unidos para la defensa de sus intereses superan los 65 millones de dólares anuales.

Entre los miembros destacados del Comité Americano-Israelí de Asuntos Públicos, al que financia con generosidad, se encuentra Sheldon Adelson, conocido en España por ser el promotor de Eurovegas, el mini-LasVegas que se disputan las comunidades de Madrid y Cataluña. Adelson fue abucheado, en mayo pasado, a la entrada del congreso anual de AIPAC, por manifestantes contrarios a a su política. El candidato republicano a la  presidencia de Estados Unidos, Newt Gingrich, es otro de los políticos financiados generosamente por el promotor de Eurovegas.

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.