Buscador


Óscar René Vargas asegura que “el núcleo del FSLN no llega a mil personas”

14-05-2018

Óscar René Vargas, de 71 años, cofundó el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) en los años 60, “cuando eran unos 20 chavalos”. Salvó la vida de Daniel Ortega en 1967 de la Guardia Nacional de Somoza, vivió la insurrección y la revolución desde el núcleo del partido, y en 2006, junto con Bayardo Arce, hizo campaña para Ortega por toda Nicaragua.

En la campaña apareció más de 200 días en televisión, afirma. Su activismo partidario, sin embargo, terminó al año, en 2007, cuando dio una entrevista a LA PRENSA y reveló que en las filas del Frente “pensar es peligroso”.

Once años más tarde, Óscar René Vargas, sociólogo, analista político y autor y coautor de medio centenar de libros, examina la crisis que vive Nicaragua y el estado de salud en que se encuentra el partido sandinista.

En 2016, en una entrevista para LA PRENSA, usted dijo: “Yo veo mucha efervescencia social. Un día puede haber un malestar social que se presente en diferentes lugares al mismo tiempo. Eso cambia la vida de un gobierno”. ¿De alguna forma esperaba esta lucha cívica contra Daniel Ortega y Murillo?
Yo siempre he creído que la lucha iba a ser diferente. Que no iba a ser armada. Iba a ser como lo que he visto en el mundo, a través de las redes sociales. WhatsApp, Facebook, etcétera. Es el elemento como se coordinan. Y ese es un elemento nuevo. No hay un liderazgo visible, aunque un liderazgo siempre se construye en las luchas. Por ejemplo en la lucha anticanal el liderazgo de doña Francisca no nació del primer momento. Se fue construyendo.

¿Es necesario un líder?

No, pero son necesarios los convocadores. Los que convocan no necesariamente son los líderes, y te voy a poner un ejemplo de ayer (miércoles 9 de mayo). Aquí (Managua) hubo una marcha, en Matagalpa hubo otra marcha, en León hubo otra marcha, y ya no me acuerdo en qué otros lugares hubo. Vos te das cuenta que hay marchas en libertad. Esto no obedece a liderazgos nacionales sino a locales. ¿Esto qué significa? Que Ortega perdió la calle. Perdió a los estudiantes. A todos. Las autoridades van a reprimir, como están haciendo en León, expulsando a los estudiantes, pero todo eso es una reacción defensiva. No una reacción proactiva, de salir de la crisis, sino de querer parar la crisis. Son dos reacciones diferentes. Ortega perdió a la población. Porque la gente apoya a los estudiantes. En las tres marchas masivas a las que yo he asistido, la mayoría de la gente son jóvenes. El 70 por ciento de la gente que llega a las marchas son jóvenes.

Más información

 

 

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.