Buscador


Panamá da una semana al consorcio de Sacyr para ratificar el preacuerdo del Canal o tomará medidas drásticas

13-02-2014

El administrador del Canal de Panamá, Jorge Luis Quijano, ha dado un plazo de una semana para concretar el principio de acuerdo al que han llegado la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y el Grupo Unidos por el Canal (GUPC) para retomar las obras del tercer juego de esclusas, paradas desde el pasado 5 de febrero.

“Estas negociaciones tienen que concluir para el próximo martes. Si no, tendremos que tomar otro rumbo. Si por alguna razón se cae (el acuerdo), no va a ser por nosotros y por lo tanto tendríamos que hacer un movimiento hostil”, dijo Quijano ante el pleno de la Asamblea Nacional.

El administrador anunció que en los últimos días se habían resuelto prácticamente todos los aspectos que distanciaban a la ACP y al consorcio, y que, ayer, en una conversación de más de una hora con los máximos representantes de las empresas también se habría encontrado una salida para el último punto de discordia: el repago de los $748 millones adelantados por la ACP.

La salida al conflicto pasa por el aporte de $100 millones de cada parte, el pago al consorcio de la cuenta pendiente de diciembre y la conversión en un préstamo de la fianza de cumplimiento de $400 millones.

Pactados los términos con GUPC, que reanudaría las obras en días, falta que la aseguradora Zurich American dé el visto bueno a su participación en el plan. De manera paralela, el consorcio llevaría sus reclamaciones por sobrecostos por las tres instancias reconocidas en el contrato.

En un pleno prácticamente vacío en el que la mayoría de los diputados eran suplentes, el administrador del Canal reconoció un atraso en la culminación de los trabajos, afectados por una crisis que ya se prolonga por cerca de un mes y medio.

“Los dos meses de baja actividad, más estas dos semanas de cero producción nos pueden llevar a terminar la obra en diciembre de 2015”, demora que supondría un lucro cesante para la ACP de $95.3 millones.

Aunque la ACP podría haber rescindido el contrato desde el día 5 de febrero, cuando se paralizó por completo la obra, Quijano insistió en la necesidad de mantener la “cabeza fría” para evitar un conflicto legal de años y posibles repercusiones para el Canal.

Esta posibilidad, no obstante, “sigue encima de la mesa”, a expensas de que se termine de cerrar el acuerdo.

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.