Buscador


Latinoamérica

Panamá reune las condiciones ambientales para que se extienda El virus del Zika

02-02-2016

El virus del Zika, que hace siete décadas (1947) nació en Kampala, Uganda, mantiene en alerta a América Latina tras haberse propagado en al menos diez regiones, incluyendo Panamá, en donde hasta hace una semana se contabilizaron 42 casos, según el Ministerio de Salud (Minsa). Si es una epidemia pasajera o permanente, como la del dengue, está aún por definirse. La Organización Mundial de la Salud calcula que, en un año, entre tres y cuatro millones de personas serán infectadas por el Zika en América Latina.

Omaira Tejada, directora de Promoción Nacional para la Salud del Minsa, explicó que en Panamá, el virus tendrá un comportamiento similar al que ha tenido en otros países. ‘Habrá un boom y luego se reducirán los casos. Estamos aún en una etapa inicial’, dijo. La infección ha llegado a zona indígenas panameñas, de donde se reportan todos los casos. Las regiones de Ustupo/Ogosucum, Achutupo, Mulatupo, Playón Chico, Corazón de Jesús, Narganá y Puerto Obaldía, en la comarca Guna Yala, están infectadas con el virus del Zika.

Lorenzo Cáceres, entomólo del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud, pronostica que los casos se incrementarán por la presencia del mosquito transmisor y por el voluminoso tráfico aéreo. Cáceres considera que la ciudad de Panamá, San Miguelito y 24 de Diciembre, son áreas muy susceptibles a la infección por la amplia distribución que existe del vector. Son zonas de alto riesgo para dengue, así mismo, podría originarse un brote de zika, considerando que es un mismo vector el que transmite la enfermedad.

El médico e investigador Xavier Sáez Llorens ha advertido que es cuestión de tiempo que la infección se esparza por todo el país. El doctor considera que la constante movilización indígena, la amplia distribución del mosquito transmisor Aedes aegypti , el voluminoso tráfico aéreo y la deficiente cooperación comunitaria en erradicar criaderos propiciarán la expansión de la epidemia.

Por su parte, el exministro de Salud Guillermo Rolla Pimentel afirma que el zika es una amenaza real. El país tiene condiciones para que el virus prolifere tanto por el vector como por los contagios. ‘Existen los dos elementos de riesgo y hay que tomar las medidas urgentemente porque las consecuencias van a ser muy dolorosas’, dice Rolla. El mosquito se reproduce fácilmente en agua limpia estancada, lo que puede ser desde una piscina hasta un florero.

A su juicio, el zika es más grave que el dengue y el chikunguña. El reto de los médicos es diagnosticar oportunamente los casos. Entre las complicaciones está el riesgo de que los neonatos de las mujeres contagiadas durante el embarazo padezcan microcefalia, una condición que implica daño cerebral permanente. Podría, además, causar el síndrome de Guillain-Barré, que provoca parálisis.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.