Buscador


Opinión

Para construir Europa necesitamos ciudadanos ‘lobbyistas’

05-09-2017

*Alberto Alemanno

Mientras que el sentimiento público sobre el proyecto europeo se ha recuperado, los europeos siguen estando en gran parte insatisfechos con si sus voces y preocupaciones cuentan en Bruselas. A pesar de los reiterados llamados a reformar radicalmente la Unión Europea para garantizar una mayor participación de los ciudadanos de la UE, se espera que poco cambie entre ahora y las próximas elecciones al Parlamento Europeo en 2019.

El Libro Blanco de 2017 sobre el futuro de Europa es notablemente silencioso sobre el tema. Y no serán los miles de diálogos de ciudadanos orquestados por la Comisión de la UE en Europa durante el verano que volverán a comprometer a los ciudadanos de la UE con Europa.

El Papel Del Ciudadano

Dada la recuperación económica y la recuperación de la popularidad, podría ser tentador para los líderes políticos de la UE descuidar las demandas de los ciudadanos. Sin embargo, también sería un error que Europa ya no puede permitirse. Una media de alrededor del 53% de los ciudadanos de la UE, excluyendo el Reino Unido, apoyan la celebración de un referéndum nacional sobre la continuidad de la membresía. Mientras tanto, dos fenómenos aparentemente no relacionados, el liderazgo de Brexit y Macron, están fomentando la aparición de un sentimiento pro-UE sin precedentes, transnacional y tímido, que pronto podría convertirse, por ejemplo, en las próximas elecciones al PE, (y entre) los principales partidos políticos, por un lado, y los nuevos participantes potenciales, por el otro.

Esta situación exige una nueva evaluación del contexto en el que los ciudadanos viven y perciben la Unión…

Tribuna completa

*Catedratico Jean Monnet de Derecho de la UE, HEC Paris  y fundador de @TheGoodLobby. Tribuna de Social Europe

Sobre Alberto Alemanno

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.