Buscador


Opinión

Quizás la pandemia permita comprender que solo vale el tiempo

11-03-2020

*Jacques Attali

Ya nadie lo duda: esta pandemia tendrá un impacto considerable en el mundo.

Al principio no podemos excluir que su letalidad será mucho mayor de lo que es hoy; que los sistemas de salud demostrarán ser incapaces de cuidar a todos los afectados; y en particular, que no habrá suficiente equipo de cuidados intensivos en todas partes, y que será necesario, en los países menos preparados, elegir, entre los pacientes más gravemente enfermos, aquellos que puedan ser tratados. Peor aún, tal situación podría inclinar permanentemente a nuestras civilizaciones al colmo del individualismo, de la salvaje lucha por la vida. Más respeto mutuo. Más empatía. De camino a la dictadura.

Tampoco se puede descartar que la pandemia termine teniendo un impacto muy grave en la economía mundial. Una crisis de demanda, seguida de una crisis de oferta, agravada por la interrupción de las redes de producción, lo que podría provocar escasez y, por lo tanto, inflación, lo que elevaría las tasas de interés, lo que podría desencadenar la quiebra de empresas que no pueden financiar sus deudas y la ruina de instituciones financieras lo suficientemente descuidadas como para haberlas apoyado; el desempleo explotaría; se produciría una gran crisis social, con consecuencias políticas, nuevamente, incalculable. Sobre todo porque los ricos siempre encontrarían los medios para hacer aún más fortuna en estas circunstancias.

Todavía no estamos allí, y aún podemos hacer todo lo posible para evitarlo. Para lograr esto, también sería necesario que esta crisis, sin causar más víctimas, realmente marque los espíritus; y que detectamos allí lo más rápido posible, en los intersticios de estas catástrofes amenazantes, algunas indicaciones de un posible mundo mejor. Las acciones más importantes son claramente visibles…

Tribuna completa

*Ensayista

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.