Buscador


Récord de asesinatos de mujeres en América Latina

24-12-2018

Si bien en el Triángulo Norte de América Central (El Salvador, Honduras y Guatemala) la violencia llega a extremos —desde 2013, la tasa de femicidio de salvadoreñas se duplicó, y es más de seis veces la de Estados Unidos—, el asesinato de mujeres por su condición de género trasciende esas fronteras. “Las mujeres mueren a manos de varones de manera desproporcionada en buena parte de América Latina”, observó WSJ.

México y Brasil fueron, por su enorme población, los que registraron las mayores cantidades de muertas, según la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (CEPAL). Es difícil establecer si esas cifras son reales, ya que en México sólo el 10% de las víctimas había denunciado violencia machista antes de su muerte (la misma cifra que en Argentina) y en 2017 hubo 3.430 asesinadas, pero solo 760 casos se investigaron como feminicidio, ya que en algunos estados el delito no está tipificado. Algo similar sucedió en Colombia, con 1.002 asesinadas: sólo 144 se procesó como violencia de género.

“A las mujeres se las desprecia mientras crecen, haciéndolas sentir ciudadanas de segunda“, dijo a Forero Silvia Juárez, abogada de Mujeres Salvadoreñas por la Paz, una ONG contra la violencia machista. “Los homicidios sólo se van a controlar cuando le enseñemos a la sociedad que las vidas de las mujeres valen más que eso”.

En Argentina hay un femicidio cada 31 horas, “una cifra que no disminuye a pesar de la gran movilización social”, destacó el diario El País. En efecto, Argentina tiene un fuerte colectivo de mujeres que reclaman por sus derechos, desde el más básico, a la vida, pasando por otros no mucho más sofisticados, como el de igual paga por igual trabajo. El movimiento —que impulsó una ley de “aborto legal para no morir”, pues la clandestinidad de la práctica genera más de una muerte por día— comenzó en 2015 con las marchas contra la violencia machista del colectivo Ni Una Menos.

Las denuncias de violencia no letal llegaron a 86.700 en 2017. Ocho de cada 10 casos tienen como victimarios a la pareja o la ex pareja de la denunciante. Una denunciante que llega tarde a esa instancia: una de cada cuatro víctimas reconoció que sufrió maltratos durante 10 años antes de decirlo, y casi la mitad, entre uno y cinco años. El abuso sexual —que muchas veces, además, afecta a menores de edad— es todavía más silenciado. En la última década, casi 3.500 niños argentinos quedaron huérfanos por los asesinatos de género.

En Colombia mueren tres mujeres por día. La justicia es profundamente patriarcal y tiende a no creer a las mujeres, cuando no a responsabilizarlas, y a excusar a sus agresores, según dijeron los expertos a El País.

Más información 

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.