Buscador


 

Santander, Bankia, Popular, Sabadell y BBVA se imputan una plusvalía de 1.200 millones por el “valor razonable” de Metrovacesa

19-02-2012

Las dudas que generan los balances de las entidades financieras entre analistas e inversores persisten a pesar de los esfuerzos normativos de Gobierno y Banco de España para que contabilicen los activos tóxicos a valor razonable. Hasta ahora, la limpia se ha centrado en el crédito a los promotores y los inmuebles y suelo adjudicado, pero en las carteras de crédito y las participaciones de empresas parece que lleva un ritmo más lento.

Banca, Banco de España y Auditores tratan de ganar tiempo hasta que el ciclo mejore y se permiten valores razonables muy discutibles. Un caso relevante es el de Metrovacesa, compañía que llevó a cabo una gigantesca ampliación de capital el verano pasado, con la emisión de 900 millones de acciones nuevas a 1,5 euros y que los inversores rechazaron, teniéndola que suscribir en un 99% la banca acreedora y accionista forzosa tras el pacto dos años antes de cambiar deuda por acciones con el anterior propietario, la familia Sanahuja.

Santander, al que la CNMV eximió de hacer una opa aunque traspasara el umbral del 30%, suscribió 217 millones de acciones, BBVA, 163 millones, Sabadell, 115 millones, Popular se llevó 111 millones de acciones nuevas y Bankia, el segundo que más, con 182 millones. En total, casi 800 millones de acciones, 1.200 millones de nominal.

Metrovacesa cerró el año con una cotización de 1,04 euros (87 céntimos, el viernes), sin embargo los bancos que se comieron la ampliación mediante capitalización de préstamos y dinero nuevo, han decidido que el valor razonable no es el de la cotización bursátil, dado el poco volumen que se negocia sino el valor neto de los activos de la inmobiliaria, cuando había un referente más “razonable” que no es otro que el precio de la ampliación, 1,5 euros, realizada 6 meses antes y que al mercado libre no le parecía un chollo visto el poco dinero que acudió, menos de 20 millones de euros.

El valor razonable marcado por los bancos en sus balances para su posición en Metrovacesa es de 2,9 euros, lo que supone que en menos de seis meses contabilizan una plusvalía de casi el 100% sobre los 1.200 millones invertidos. Estas plusvalías increíbles aceptadas por auditores y Banco de España le permiten a Popular, Sabadell, Santander, Bankia y BBVA, contrarrestar la minusvalía inmensa que tenían en las antiguas acciones procedentes del canje con los Sanahuja.

Esta familia consiguió que sus acreedores le canjeasen la deuda o buena parte de ella, asumida para tomar el control de Metrovacesa tras una batalla con Joaquín Rivero, a un precio de 57 euros por acción en el año 2009. Al cierre del ejercicio 2010, el valor se redujo tras reconocer deterioro, a poco más de 20 euros. Ahora se han puesto a 2,9 euros. En definitiva, el saldo para los bancos ha sido de borrar una minusvalía de 800 millones que debían provisionar por los 46 millones de acciones que tenían en su poder antes de la ampliación, con los más de 1.100 millones de plusvalía activada mediante la valoración citada anteriormente por las nuevas acciones de la ampliación.

Habrá que ver como termina todo, Metrovacesa tiene todavía una deuda financiera de casi 5.000 millones de euros y terminó el tercer trimestre con unas pérdidas  netas de 16 millones de euros. Resulta inquietante que el Banco de España acepte que la banca acreedora genere una plusvalía ficticia de ese calado mientras lanza al mercado mensajes de limpieza de balances.

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.