Buscador


Opinión

Solo queda hacerlo o morir

04-08-2019

 

El periodista inglés Andy Robinson, uno de los mejores informadores en castellano de temas de actualidad internacional, ha publicado un artículo de opinión en su blog de La Vanguardia, reproducido en ‘Contexto’, en el que describe las alternativas electorales en Reino Unido dependiendo de las salidas de la Unión Europea que Boris Johnson finalmente escoja.

 

 

There’s but to do or die. Es la frase favorita del flamante primer ministro británico, Boris Johnson, para describir su compromiso por sacar al Reino Unido de la UE, de una vez, antes del próximo 31 de octubre, el Halloween ya más esperado por los amantes del género del terror desde aquella película de John Carpenter.

Solo queda hacerlo o morir. La frase se atribuye a Alfred Lord Tennyson en su célebre poema sobre la huida hacia adelante más demencial de la historia de la guerra: la carga de la brigada ligera, una división de la caballería británica que participó en la guerra de Crimea contra Rusia a mediados del siglo XIX  y  que, en lugar de rendirse o buscar otro plan más inteligente, decidió cargar directamente contra la artillería rusa. Fueron masacrados pero recibieron de forma póstuma las correspondientes Victoria Cross –cruces de la reina Victoria–, el galardón más codiciado del imperio británico. El poema se grabó en la imaginación inglesa como la mejor descripción de la terca valentía y disciplina británicas en su defensa de la libertad.

Son los valores que Johnson, deseoso de reencarnarse en Winston Churchill con una pizca añadida de un poeta romántico del imperio como Kipling o Tennyson, elogia en todos sus discursos sobre el brexit.

Pero basta con leer el poema para comprobar que Johnson, al igual que todos los ingleses, entre ellos yo, que recuerdan aquel verso de Tennyson aprendido bajo la mirada de un profesor con capa negra en el aula de la grammar school, ha tergiversado el verso más consagrado del imperio. Tennyson escribió: “Do and die” (hacer y morir) y no do or die. Es decir, que no había final feliz posible en el homenaje del poeta al orgullo patriótico y a la obediencia de la brigada ligera.

Tennyson describe la disciplina ciega de los integrantes de la brigada ante las órdenes suicidas de sus oficiales soberbios e incompetentes. (Formada, al igual que Johnson en escuelas de élite y enchufada en el sistema Oxbridge, la élite aristócrata en uniforme del siglo XIX cometería errores mucho más costosos en vidas humanas en la Primera Guerra Mundial).  Someone had blundered  –alguien se equivocó– deja caer Tennyson. Y esa persona no era el soldado montado en su caballo que galopaba hacia los cañones, sino tal vez un tipo gracioso y de muy buena familia, como Boris, gritando “Do or die!” con su sable desenvainado desde la última fila de la carga.

Do and die  –en lugar de do or die– parece, efectivamente, la frase más indicada para aquellos votantes del brexit de clase trabajadora seducidos por individuos como Nigel Farage y Boris Johnson. Por ejemplo, los de los pueblos exmineros –feudos del brexit– con los que hablé en mi última visita al norte de Inglaterra. Los que han llegado a convencerse de que Johnson –el playboy del segmento más trasnochado de la élite británica– entiende las frustraciones de la clase obrera posindustrial que dio al botón rojo del brexit porque ya no soportaba más la pérdida de lo que había tenido.

Hartos de ser ignorados por el establishment en Bruselas y Londres, muchos creían que, además de Farage, el millonario de mal gusto que bebe pintas en el pub como ellos, también defendería su causa el niño grande de pelo rubio que prefiere el vino. Esto pese a que Johnson sea un toff, un petimetre –como los de los tiempos de Tennyson–,  cuyos proyectos cuando fue alcalde de Londres incluyeron una serie de foliesfaraónicas, desde un aeropuerto en el río Támesis, que jamás tuvo viabilidad y no se construyó, a un puente mal diseñado de presupuesto desorbitado.

Artículo completo

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.