Buscador


Latinoamérica

Tensiones entre los candidatos a la presidencia de la patronal argentina

03-02-2015

El asalto a  la presidencia de la patronal argentina de empresarios ligados a la política aviva las  tensiones internas entre los candidatos. Restan cerca de tres meses para que se defina quién será el nuevo presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) por los próximos dos años. Sin embargo, la danza de candidatos ya empezó a generar conflictos puertas adentro de la entidad fabril. Es que el actual secretario de la entidad y referente económico del Frente Renovador (FR), José Ignacio de Mendiguren, empezó a postularse informalmente, entre colegas y la prensa, como uno de los pocos que desean ocupar el sillón que hoy ostenta el empresario plástico Héctor Méndez. El “Vasco” sondeó a propios y ajenos respecto a esa posibilidad, pero recibió poco respaldo.
El temor más grande de sus pares es que la política partidaria –en este caso el massismo– entre por la ventana a una entidad que ya le cerró la puerta hace dos años a otro de sus filas por una vinculación directa con el peronismo. La referencia es al salteño José Urtubey, directivo de Celulosa Argentina y hermano del gobernador de esa provincia, que aparecía como candidato natural a presidente y terminó siendo sustituido por Méndez. La decisión de correrlo del cargo fue una operación orquestada internamente, de la que fueron parte varios históricos de la central fabril con sede en la Avenida de Mayo.

La lista de los “Industriales”, encargada de gobernar

Este año, y cumpliendo con el pacto de alternancia que se acordó hace ya varios años, la lista de los “Industriales” será la encargada de gobernar, remplazando con candidato propio a Méndez, referente de la lista “Celeste y Blanca”. De Mendiguren es, junto a Luis Betnaza, de Techint, uno de los hombres con más alto perfil en la UIA y entre los industriales. De hecho, el holding de Paolo Rocca conduce, en tándem con Arcor, la central empresaria en las sombras.
Fuentes de la entidad explicaron a Tiempo que el Vasco sondeó incluso el respaldo de Techint, que quedó en un suspenso más que lógico: Betnaza es otro de los “presidenciables”. Pero el panorama es complejo: los industriales metalúrgicos, los más duros y alineados con la política industrial del oficialismo, ya manifestaron que no aceptarán la postulación de De Mendiguren. Tampoco hay convencimiento entre los popes de la cámara alimenticia Copal, que comanda Daniel Funes de Rioja, más que nada porque se había llegado a un acuerdo de palabra de no hacer campaña hasta el mes de marzo.

Más información

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.