Buscador


Un estudio de Korn Ferry reclama a las mujeres que asuman riesgos y eliminen miedos para ser líderes

12-09-2014

Con la excepción de la confianza, las mujeres generalmente puntúan más alto que los hombres en todas las dimensiones de liderazgo. También obtienen puntuaciones superiores en la mayoría de las habilidades y competencias que se consideran necesarias para el éxito de la alta dirección, como ganar el compromiso de los empleados y descubrir su talento o cumplir con la satisfacción del cliente. Es la conclusión de una investigación de Korn Ferry. “Las mujeres tienen que decir a los desafíos en sus carreras, cuando más temprano, mejor”, subraya J. Evelyn Orr, director senior de la multinacional y editor del informe sobre el liderazgo de la mujer.  El estudio muestra que las mujeres o bien no se ofrecen o están diciendo no a las oportunidades críticas. Su miedo les impide  asumir las experiencias que las llevarán a puestos de alto nivel.

A más mujeres líderes, más beneficios en las empresas

Contar con mujeres líderes en la pirámide de la organización tiene una relación directa con un mejor rendimiento de las compañías. Un estudio de McKinsey calcula un 56% más de beneficios en las empresas que tienen mayor proporción de mujeres en sus comités ejecutivos. Tras décadas de investigación, Korn Ferry concluye que los líderes se mueven más allá de las habilidades técnicas. Tienen confianza en sí mismos y saben  cuándo tienen que utilizar sus habilidades. “En el logro de estas habilidades las mujeres a menudo enfrentan obstáculos, incluyendo diferentes normas de género y “reglas no escritas”, que incluyen experiencias críticas. Con programas de desarrollo adecuados, las mujeres pueden fomentar la confianza, identificar las barreras y aprender a sortear los obstáculos para alcanzar sus metas”, augura Peggy Hazard, gerente de la multinacional de cazatalentos.

El estudio omite como en algunas organizaciones las mujeres cumplen largas horas de trabajo con absoluta falta de flexibilidad. Eso dificulta que obtengan una posición de alta dirección, pues antes darán prioridad a su familia. También pasa por alto las barreras culturales. Entre los directivos todavía hay prejuicios sobre si una mujer puede tomar decisiones de alto nivel o de si debería participar o no en los órganos de gobierno.

Desde La Celosía recomendamos la lectura relacionada de:

La OIT clasifica las barreras al desarrollo de las mujeres directivas

Los ex presidentes Clinton y Bush respaldan un programa para descubrir a los líderes del siglo XXI

Marina Silva se gana a los inversores en su campaña presidencial de Brasil

Sonia Medina, Patricia Cobian y José Enrique Concejo son elegidos miembros de la élite mundial ‘Young Global Leaders’

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.