Buscador


Lobbies

El Real Instituto Elcano cuenta con cuatro millones de euros para devolver credibilidad a la imagen de España en el mundo

03-04-2012

Devolver la confianza y credibilidad de España en el mundo es la misión encomendada por el Gobierno del Partido Popular al sociólogo Emilio Lamo de Espinosa. Con este objetivo ocupará la presidencia del Real Instituto Elcano, un think thank fundado hace una década. Lamo de Espinosa asume una difícil tarea con la imagen de España bajo mínimos: aumento del paro, nuevos casos de corrupción y el principal indicador de confianza,  la prima de riesgo nuevamente al alza. El nuevo impulso a la “marca España” se presentará oficialmente el próximo 15 de mayo.

Como presidente de honor del Patronato del  Instituto figura desde su constitución el Príncipe de Asturias y como miembros natos destacan el expresidente del Gobierno, Felipe González, y los actuales ministros de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Defensa, Economía y Competitividad, y Educación, Cultura y Deporte; así como los presidentes de las grandes empresas españolas que contribuyen a su financiación. El Real Instituto Elcano cuenta con un presupuesto anual de aproximadamente 4 millones de euros, algo menos del 25% procede de la Administración Pública, a través de los cuatro Ministerios citados, y el 75% restante procede del sector privado, de las aportaciones anuales de las grandes empresas y bancos que forman parte de su Patronato y de su Consejo Asesor Empresarial.

“España, por desgracia, estos años ha perdido imagen. Se trata de recuperarla tratando de que todos los activos trabajen en la misma dirección”, es el diagnóstico de José Manuel García-Margallo, ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación. García-Margallo, responsable último de relanzar la marca España  se ha reunido ya con el ex presidente Felipe González al que considera un “activo” de la misma. “En un mundo globalizado en el que las empresas y los ahorros fluyen prácticamente en segundos al lugar que quieren, la imagen es muy importante. Compiten empresas, sistemas y países. La prueba más evidente es que la percepción de los mercados se marca en diferencias de prima de riesgo, que es lo que pagamos por el ahorro. O que las empresas multinacionales se establecen en los países cuya imagen consideran más importante”, subraya Margallo.

En paralelo al cometido que desarrollará el Real Instituto Elcano, García-Margallo  ultima la creación de un “lobby español” en Estados Unidos, país en el que anunció que el Gobierno se volcará para reforzar la “marca España” con delegaciones del Instituto Cervantes. “Lo último que me gustaría es que la Marca España fuera simple humo. Tendremos un panel de indicadores con umbrales para saber qué estamos haciendo bien y dónde y qué hay que mejorar”, advierte García Margallo.

La tarea que acometerán Lamo de Espinosa y su equipo está sustentada en documentos en los que ha venido trabajando el Instituto en los últimos meses. Los Ministerios implicados, junto a las grandes empresas, la CEOE y las Comunidades Autónomas, ya han comenzado a trabajar conjuntamente para potenciar y redefinir el concepto de la “marca España”, entendiendo que uno de los elementos clave para dejar atrás la recesión y aumentar el crecimiento es fomentar las exportaciones y modificar la percepción que en el exterior se tiene de los productos y empresas españoles. Como ya informó La Celosía hay una gran tarea por delante para levantar una imagen muy deteriorada.

Hasta ahora, la “marca España” ha estado fuertemente vinculada al turismo y la construcción, y no tanto al papel que desempeñan determinadas empresas multinacionales españolas en el suministro de servicios básicos –agua, energía y telecomunicaciones– o en la producción de ciertos productos manufacturados de alta gama. En ocasiones, se trata de líderes mundiales que no son necesariamente identificados con España- reconocía hace muy poco el propio Instituto-, lo cual es atribuible en parte a la voluntad de las propias transnacionales que operan en mercados de productos y servicios de alta sensibilidad política –particularmente en países en desarrollo o emergentes– y que, por ello, han optado por el “anonimato” para evitar conflictos políticos y sociales y acusaciones de prácticas “neo-colonialistas”.

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.