Buscador


Facua planta cara a Pilar Farjas, la mano derecha de Ana Mato, que la amenazó con excluirla del Registro de asociaciones de consumidores

05-08-2012

Error de cálculo. A imagen y semejanza de su modelo político, Manuel Fraga, que no medía sus reacciones, la Secretaria General de Sanidad y Consumo, Pilar Farjas Abadía, se ha ‘abrasado’ políticamente al amenazar con excluir del registro oficial, y perder por tanto la subvención, a una asociación de consumidores. Facua se ha mostrado muy crítica con los recortes que afectan a la Sanidad y hasta ha convocado en su web una ‘huelga de consumo’ ante los abusos en los precios de servicios básicos. “No vamos a arrodillarnos por un puñado de euros ante un Gobierno que nos pide que nos callemos”, señala Rubén Sánchez, portavoz de la asociación. La subvención anual que recibe está próxima a los 300.000 euros.

Mientras los exabruptos  de Fraga eran fruto de su incontinencia verbal, los de su discípula son más graves: Pilar Farjas ha dejado sus amenazas por escrito en un comunicado con membrete oficial del Ministerio  de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. ¿Dimitirá? No es probable. Es un peso pesado en la Administración de Mariano Rajoy. ¿Pedirá disculpas como buena cristiana? No está en su agenda. Al contrario, la fe ciega en sus creencias le impide reconocer su grave equivocación. Representa en su comportamiento la cara más inquisitorial del Partido Popular.

Lo grave de Pilar Farjas es su reincidencia en comportamientos que denotan su intolerancia, pese a que públicamente se declare solidaria con los más débiles. Próxima al Opus Dei, la Secretaria General de Sanidad y Consumo confiesa ‘llorar por el dolor de los demás’, mientras amenaza a quienes critican la brutal política de recortes llevada a cabo por el Gobierno. La mano derecha de Ana Mato en el Ministerio  de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad concentra demasiado poder en sus manos. Apadrinada por el ex ministro de Sanidad y Consumo del Partido Popular, José Manuel Romay Beccaría, que la compara con Santa Teresa de Jesús, y el cardenal Rouco Varela, tiene una larga trayectoria en la sanidad española. Antes de ser nombrada Secretaria General de Sanidad y Consumo y convertirse en número dos del Ministerio fue consejera de Sanidad de la Xunta de Galicia. En esta comunidad autónoma, además de tener que afrontar acusaciones de privatización de la sanidad, que solventó cesando a los acusadores, hubo de hacer frente a la polémica generada por la desactivación de las tarjetas sanitarias de personas sin recursos y parados que dejaron de cobrar la prestación. Ante las protestas sociales, su departamento se vio obligado a habilitar una vía para garantizar asistencia médica a los colectivos más desfavorecidos.

A los diez errores en su gestión pública detectados hasta ahora, La Celosía suma uno más: Pilar Farjas es la artífice de las relaciones promiscuas que mantienen Sanidad y Coca-Cola. Las dos ‘superejecutivas’, Ángela López de Sa Fernández,  fichada por el Ministerio como directora ejecutiva de la Agencia de Seguridad Alimentaria, que depende de Pilar Farjas, y Sagrario Pérez Castellanos,  que estuvo bajo su mando , cinco meses ‘pactados’, al frente de la Dirección  General de Farmacia, cuando ya había apalabrado su fichaje para un puesto de máxima responsabilidad en la multinacional de refrescos.  La gallega con más poder en el área sanitaria del Partido Popular practica como nadie el arte de la puerta giratoria; ya saben ese cruce de favores, que tan sólo favorece a los más fuertes. Un último recordatorio: Pilar Farjas ya ocupó el cargo de directora ejecutiva de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria en la segunda legislatura de José María Aznar, con su también valedora, la hoy ministra de Fomento, Ana Pastor, al frente de la cartera de Sanidad. Todo queda dentro de la familia cristiana.

 

 

Compartir en Redes Sociales



Permitida la reproducción parcial o total de los contenidos de lacelosia.com siempre que se cite su procedencia y se añada un enlace a ésta.